Una historia de ciencia ficción…

Hoy estoy perdido entre campos de amapolas,
jugando a sacarte de mi cabeza para siempre.
Pero me tortura el soñar dormir lento en tu boca,
en el tacto gélido de una piel incandescente.
 
   Me fundiría en el fuego más blanco de tus ojos,
haciendo brillar lo suave de tus labios.
Cantaré a la luna, durante siete años,
sólo porque al final tu voz me hará los coros.
 
   Una mirada, una sonrisa, seguro que no es malo.
Tres noches sin dormir teniendo pesadillas.
Empiezo a dudar qué es lo que hace daño.
Si tenerte ahí o saber que no eres mía.
 
   Digo lo que pienso y sólo pienso lo que escribo,
porque si no te digo lo que siento, al final tengo mas frío.
Y es por eso que te digo que el temor se hace más denso.
Y es por eso que yo siento que sin ti siento el vacío.
 
   Oigo tu nombre con el susurrar del viento.
Sueño tu rostro reflejado en mil rincones.
Y es que es tu belleza la que mueve sentimientos.
Y es que son tus ojos los que rompen corazones.
 
   Tienes la inocencia tiritando en la repisa.
Te llamo decidido para entrar por tu ventana.
Serás tú al final la única que decida,
y tu decisión será la razón de mi mañana.
 
   Lloro sólo de pensar sentirte con mis manos.
Tiemblo sólo de creer que quizás un día pueda.
Lloro solo al terminar cada noche de verano.
Tiemblo solo al recordar tus ojos de acuarela.
 
   Entre las sombras tristes, tu mirada una ilusión.
Entre tantos matices habrá que darse cuenta.
Agoniza la esperanza al pensar ponerse en venta,
puesto que al final: “los sueños, sueños son…”
 
   Y si la nieve negra decide cubrir el suelo
de ese corazón de oro que se haya arrinconado,
entre la pared y el silencio de tu pelo,
entre el suplicar de unos paisajes callados.
 
   Tengo ya tu amor rogando por clemencia.
Anda moribundo y siempre cabizbajo,
justo en la mitad entre la razón y la demencia.
La presencia de tu ausencia me recuerda que no encajo.
 
   Y ahora me encuentro pálido, sollozando sobre almohadas,
pensando que es injusto, ¿porque tuve que ser yo?
No había solución, nunca se pudo hacer nada,
porque sigues siendo una historia de ciencia ficción.
 
 
Háblame de tus ilusiones, de tus miedos, pero no te calles
porque cada segundo en silencio sin poder besarte se me hace eterno…

Anuncios

Acerca de x9av1dx

“Tómate lo que tienes encima con calma para que no acabe sepultándote debajo.” Aforismo propio. “Si no actúas como piensas, vas a terminar pensando como actúas.” Máxima externa, de Blaise Pascal (1623-1662). “Me inspiras... tanto, que una vez dentro de ti no puedo ni quiero salir.” Greguería propia. “Hablando se solucionan las cosas... o no. De todas formas, nunca renunciaré a las palabras, sólo las escogeré con más cuidado.” Máxima propia. Ver todas las entradas de x9av1dx

¿Algo que contar?... 3, 2, 1:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: