Crítica de “3 Idiots” (2009)

Cuando un niño nace, su madre lo educa y lo inscribe en su cultura oriunda. Aprende por imitación, no de un modelo sino de muchos. Necesita tener principios coherentes. Esto desarrollará su sentido crítico, y hará de su ser algo nuevo y único, capaz de pensar por sí mismo. Así aprende una persona.
 
Antes de que una máquina vea la luz, su creador programa un algoritmo que resuelva de forma mecánica un problema conocido. La máquina repetirá una serie de pasos de forma idéntica cada vez resolviendo el problema-tipo determinado, nunca uno nuevo. Así funciona una máquina.
 
No hay duda de que ambas cosas son útiles. Depende para quién. Una máquina ahorra tiempo y es perfecta. Pero qué es lo que queremos de nuestros estudiantes, ¿que sepan resolver problemas-tipo y que pasen por una carrera universitaria aunque la carrera no pase por ellos? Sin duda, esto generará estudiantes perfectos, estudiantes que no se planteen nuevos problemas y que no alboroten. ¿Aprobar o aprender? Es mucho más interesante y peligroso crear individuos que reflexionen, que entiendan, que apliquen toda su capacidad al resolver un problema y no que utilicen un método a manivela.
 
A menudo, convertirse en máquinas es la “opción fácil” para aquellos que estudian sin curiosidad ni vocación, presionados por un padre que proyecta sus metas y frustraciones en su hijo. O presionados por una familia degenerada por la pobreza. O víctimas de un director enemigo del progreso y de la vida, prisionero del tiempo. Factores que a veces harán desistir a más de uno: todo el mundo pensará que fue un suicidio. Nadie sabrá que fue un asesinato.
Aderezando este amasijo de ideas, la película nos recuerda conceptos tan olvidados como el Carpe Diem. Valores tan distorsionados como la amistad. Como el amor. Como el gusto por la vida.
 
Se trata de una película imprescindible para estudiantes y profesores, padres e hijos, pero su visionado es además es altamente recomendable para cualquiera porque la película lo tiene todo. Como una ópera de Bollywood engloba todas las artes: teatro, música, danza, poesía, fotografía, iluminación, vestuario… Y destaca de sobremanera en todas ellas. Sin duda, un regalo para nuestros sentidos.
 
 
P.D. Enlace a la crítica de “Mengo” en FilmAffinity:
¿Aprobar o aprender? Las máquinas como trampa cultural.

Anuncios

Acerca de x9av1dx

“Tómate lo que tienes encima con calma para que no acabe sepultándote debajo.” Aforismo propio. “Si no actúas como piensas, vas a terminar pensando como actúas.” Máxima externa, de Blaise Pascal (1623-1662). “Me inspiras... tanto, que una vez dentro de ti no puedo ni quiero salir.” Greguería propia. “Hablando se solucionan las cosas... o no. De todas formas, nunca renunciaré a las palabras, sólo las escogeré con más cuidado.” Máxima propia. Ver todas las entradas de x9av1dx

¿Algo que contar?... 3, 2, 1:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: