Proverbio


“Érase una vez…
… un hombre tan orgulloso tan orgulloso…
 
… que una vez metió la pata, en un charco, y, no queriendo que nadie se percatara de ese hecho, en vez de, levantar la pierna, retroceder o dar otro paso en otra dirección para rodear el problema… se mantuvo firme en su decisión, no dándose cuenta que ya todo el mundo le había visto dar ese paso en falso, y que su orgullo (no) hacía más que hundirle más, en el lodo, bajo su propio peso.” Proverbio propio.


¿Algo que contar?... 3, 2, 1:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: